Fiestas infantiles

Fiesta infantil: ¡El animador perfecto!

No es un secreto, la fiesta infantil debe tener como eje central la diversión; esta es la razón por la que la mayoría de los padres apuesta por la contratación de alguien especializado que mantenga el interés del evento y evite que los niños se aburra.

¿Quiere ahorrarse dinero haciéndolo usted misma? ¿Busca ofrecer este servicio y ganar un poco de dinero extra? cualquiera que sea su caso, ¡se encuentra en el lugar indicado! aquí encontrará algunas pautas elementales para destacarse como un gran animador de fiestas infantiles.

¿Qué se necesita para ser un buen animador en la fiesta infantil?

Adicional a ser desinhibido, cualquiera que quiera tratar con niños tendrá que mostrarse carismático y muy paciente, a fin de cuentas tendrá no solo que mantenerlos motivados e interesados durante la fiesta, sino bajo control, ya que en los juegos estarán a su cargo.

Por otro lado, tendrá que darse a respetar – incluso vestido de payaso – como animador tendrá que establecer las reglas en las dinámicas o actividades que proponga y hacerlas cumplir; del mismo modo, darle un vuelco a las cosas en caso de que no salgan de la forma en la que pensaba, o lo que es igual, no reciba la receptividad esperada.

Nada de miedo escénico y una voz clara:

Ser espontáneo será clave en su rol como animador, deberá mostrarse alegre, vivaz, utilizar un tono de voz claro y fuerte, la idea no es gritar, sino atraer la atención y motivar a los invitados a participar en las diferentes dinámicas que proponga

Creatividad, ante todo:

Los niños adoran las figuras de globos, que les pinten la cara y los show de magia, no le pedimos que se convierta en mago o en pintor profesional, pero sí que ponga a prueba sus propias destrezas encontrando aquello en lo que sea bueno y le saque provecho en el rol, recuerde que siempre que sea interesante, ¡a los niños le encantará!

Tener un buen plan para la fiesta infantil:

Aunque tendrá que ser creativo y dinámico, lanzarse a esta aventura sin una estrategia puede ser contraproducente; lo aconsejables es organizar muy bien lo que pretende hacer. Tenga a la mano actividades, juegos, adivinanzas o cualquier clase de dinámicas pensando en:

  • Diferentes número de participantes
  • Distintos márgenes de edad
  • Involucrar a los adultos.

Mientras más opciones tenga, mucho mejor, esto le servirá para mantener la diversión en todo momento; será importante disponer no solo de premios, sino regalos motivadores o de consolación, más adelante entenderá porqué.

¡No todos saben perder en la fiesta infantil!

El último consejo que le ofrecemos si quiere convertirse en animador de fiesta es que entienda que no todos los niños saben lidiar con la pérdida o el fracaso, haciendo probable que no falte el que se moleste o llore cuando queda descalificado de un juego.

 

Es ahí donde pondrá a prueba su creatividad, paciencia e incluso psicología, ayudándole a entender que se trata de un juego y tendrá otras oportunidades de ganar, lo menos que desea son niños frustrados en su evento. Aproveche el consejo de los premios adicionales y tenga esa “As” bajo la manga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *