Juegos ideales

Juegos ideales para niños que se van de acampada

Salir a recorrer el mundo y estar en contacto con el medio ambiente es una de las mejores sensaciones que un niño puede experimentar además de los juegos ideales, ya que con ello va creando nuevos recuerdos para contar en su futuro, se rompe con la rutina del día a día y por supuesto este disfruta de momentos gratos junto a la naturaleza con su familia.

Sin embargo no será suficiente el simple hecho de estar acampando o de paseo en el bosque, para hacer de esta salida algo más divertido se requerirá de emplear juego ideales para hacerlo más interesante.

La clase de juegos a ejecutar deberán ser acordes al sitio en dónde se encuentre; además esto permitirá realizar las dinámicas como si de una competencia se tratara, haciendo que los más pequeños se esfuercen por ser los mejores, por utilizar su creatividad e imaginación, o simplemente por pasar tiempo de calidad junto a sus seres queridos. Estos son algunos de los juegos que se pueden emplear al aire libre.

Adivinar qué planta es esa

Este juego es perfecto para los niños debido a que descubren los tipos de plantas existentes en el lugar donde se encuentren, y a su vez amplifiquen su conocimiento de cultura general.

Para jugarlo se necesitará un juez que permita evaluar a cada uno de los participantes, el que le toque adivinar las plantas llevará los ojos vendados pero siempre en compañía de alguien que pueda guiarlo.

Lo ideal es que puedan oler plantas aromáticas para que logren adivinar mejor a través de su esencia. Esta actividad es acorde a lugares llenos de plantas como algunos parques o zonas boscosas.

Juegos ideales: la torre

Este juego es más competitivo que el anterior, e incluso se requerirá de ensuciarse un poco las manos. Para jugarlo se necesitará dividir a los integrantes de la familia en dos equipos, cada equipo tendrá que buscar todas las ramas secas posible que se encuentren en el lugar, y deberán colocarlas a un sitio delimitado por ambos equipos.

Quien realice una pila de ramas secas más alta que su contrincante, será el ganador. Se necesitará mucha destreza y rapidez para realizar dicha jornada.

Los monitos

Para jugar este juego se necesitará la aprobación de los padres, así como también los niños deberán tener una edad adecuada para realizarlo. Se requerirá buscar un árbol con ramas que no estén ubicadas muy a lo alto, pues la idea es que los niños trepen el árbol y toquen la rama más cercana que tengan.

El reto consistirá en que los participantes sean ágiles y rápidos para subirse al árbol, mientras que un juez cronometre todo el tiempo que tardan en subir al árbol hasta llegar a la meta planteada.

Buscando el árbol, uno de los tantos juegos ideales

Para muchas de las personas que recuerden el famoso juego de la silla, se sentirán muy familiarizados con este. La única diferencia está es que en lugar de buscar la silla antes de que se acabe la música, deberán correr y abrazar el árbol más cercano que tengan.

Se puede definir el tiempo a través de una música, si es que disponen de una en dicho lugar, o simplemente dejar a cargo a un intermediario para que sea el que disponga del tiempo según su conciencia.

En busca del pañuelo

Se necesitará múltiples pañuelos para este juego, pues la dinámica consiste en esconder cada uno de los pañuelos en lugares estratégicos para que cada miembro de la familia se dé a su caza y puedan ir recolectándolos uno por uno. El que tenga la mayor cantidad de pañuelos será el ganador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *