Unas invitaciones a cumpleaños lindas y divertidas

Organizar un cumpleaños infantil requiere de mucho tiempo, al menos unos tres meses antes de la fecha, para así tener días para preparar cada detalle. Una de las primeras cositas que hay que realizar son la invitaciones, ésa que se va a enviar a las personas que estarán en la velada.

Lo bueno, es que cuando se trata de festejos para niños, es mucho más válido crear, jugar con colores y estilos a la hora de elaborar esa tarjeta para la confirmación. Acá hay algunas ideas muy fáciles para hacer las invitaciones.

invitaciones

1.- Helados de ¡muchos colores!

Si la celebración del cumpleaños infantil es durante los días de verano o de un buen clima al aire libre, sin dudas que unas tarjetas de invitación alusivas a deliciosos helados, son una opción agradable y sencilla.

Se pueden preparar con materiales como foami, cartón o papel. Se buscan los palillos de madera que servirán como soporte y listo. También se pueden hacer helados de bolas, adentro de colocan bolsitas con alguna golosina y el escrito dando los detalles del día, la hora de la fiesta.

2.- Invitaciones  de caramelos mensajeros

Así como se pueden hacer las invitaciones en forma de helados, ¿por qué no también con formas de caramelos? Solo hay que conseguir papel de colores, se escriben los datos de la celebración y luego de enrollan de manera tal, que se amarren y queden como unos ricos caramelos como los que venden en los comercios.

3.- Un camino de arcoíris hacia la fiesta

¿Qué tiene tantos colores? ¡Un arcoíris! Así que tomarlo para hacer una invitación ya es un adelanto sobre lo que será el festejo. Solo se necesita una cartulina o cartón de diversos colores, en ambos extremos se pegan cartulinas blancas en forma de nubes. Luego, se escriben los datos en el centro del arcoíris. Se repliega en forma de acordeón y se guarda dentro de la tarjeta.

Cuando la persona saque la invitación del sobre, se desplegará todo un arcoíris lleno de color y fiesta.

4.- Invitaciones cuando la fiesta es de un “no tan niño”

Es conocido que cuando los chicos alcanzan unos 10 años en adelante, ya no quieren fiestas tan “infantiles”, mucho menos invitaciones así. Pero hay una idea para preparar una invitación sin que sea muy “de niños”. Se calca la forma de un teléfono inteligente, se recorta sacando ambas caras. Por fuera, se decora con banderines de colores o cualquier diseño alusivo a la preferencia del agasajado.

Es fácil y muy rápido de hacer.

5.- Invitaciones casi 3D

Unas presentaciones interesantes de invitaciones se pueden hacer en forma de relieve. Cualquiera que sea el motivo de la celebración del cumpleaños, es válido usar esta idea. Por ejemplo, si es playera, sobre un cartón marrón o azul, se pegan recortes de dibujos de mar, cangrejos, sol, sombrillas, etc. Éstos deben sobresalir para dar el efecto 3D deseado.

6.- Temáticas especiales

Si los niños son seguidores de algún dibujo animado en específico, en los establecimientos donde venden artículos para fiestas, se pueden conseguir o solicitar para la fecha prevista de la celebración. También se investiga en internet, se descarga alguna imagen y se imprime para con ella, elaborar tarjetas sencillas.

Igualmente, existen muchas aplicaciones para dispositivos donde se pueden elaborar las invitaciones y así se tienen como se desea. Solo hay que imprimir en un papel de buena calidad y colocar la información necesaria.

7.- Que los niños participen

Si hay alguien que debe estar muy feliz y ansioso por la celebración es el niño. Una buena idea de incorporarlo a las organizaciones de su fiesta, es que ayude en la elaboración de las tarjetas que desea. Tendrán originalidad, serán hechas por los propios agasajados y se sentirán parte de su propio evento.

Solo debe elegir qué es lo que más le gusta, cómo se imagina su fiesta y ¡manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *